Home
Adicciones
La Codependencia
Otras formas Vinculares adictivas
Codependencia y salud
La tarea de recuperación en la Codependencia
Los doce pasos de los Codependientes Anónimos
Bibliografía Codependencia
Grupos de autoayuda (guía)
Testimonios
Preguntas y sugerencias
Links
Lic.Cristina Meyrialle
Talleres, Cursos, Conferencencias, etc.
- Contacto -
La Codependencia

  • Qué es la Codependencia


  • El concepto de codependencia comenzó a ser utilizado en los años setenta cuando se investigó el perfil psicológico de aquellas personas que tenían una relación directa e íntima con un alcohólico. El concepto se profundizó en su comprensión, definiendo al codependiente como aquella persona que se dedica a cuidar, corregir y salvar a un drogodependiente, involucrándose en sus situaciones de vida conflictivas, sufriendo y frustrándose ante sus repetidas recaídas, llegando a adquirir características y conductas tan erróneas como las del propio adicto. Sin embargo, actualmente el concepto de codependencia tiende a ampliarse aún mas, y comprenderse como un grave problema que deviene de estar obsesivamente involucrado en los problemas de "otras personas". Estas personas con quienes el codependiente se relaciona de manera adictiva, pueden ser personas con dependencias adictivas, con enfermedades crónicas de carácter orgánico o trastornos crónicos de tipo psicológico-emocional.

    Los codependientes se caracterizan por estar tan preocupados y absortos en tratar de rescatar, proteger o curar a otro, que en el proceso encaminan sus propias vidas hacia el caos. La conducta codependiente se caracteriza por tener un efecto contraproducente lesionado tanto al "ayudador" como al ayudado. (Washton y Boundy -21-).

    La expresión sintomática del codependiente se caracteriza por la necesidad de tener el control sobre el otro, por una baja autoestima, por un autoconcepto negativo, por la dificultad para poner límites, por la represión de sus emociones, por hacer propios los problemas del otro, por la negación del problema, por ideas obsesivas y conductas compulsivas, por el miedo a ser abandonado, a la soledad o al rechazo, por su extremismo (o son hiperresponsables o demasiado irresponsables). Además se siente víctima porque sacrifica su propia felicidad, tiene dificultad para la diversión y se juzga sin misericordia.

    Pero la sintomatología caracterizada por estar focalizado en otro de manera obsesiva y controladora, tiene su contrapartida, la pérdida del cuidado y la preocupación por uno mismo. Es decir nos volvemos codependientes cuando evitamos ponernos en contacto con nuestros propios problemas emocionales, y no asumimos la responsabilidad por el cuidado de nosotros mismos y de nuestro bienestar, volcando la atención sobre las necesidades de otras personas. Los codependientes suelen estar tan preocupados por los otros, que llegan a negar su verdadero sí mismo y no consiguen saber quiénes son en realidad.

    Como señala Charles Whitfield (24) " ...cuando nos concentramos demasiado fuera de nosotros mismos, perdemos contacto con aquello que está dentro de nosotros: nuestras creencias, pensamientos, sentimientos, decisiones, elecciones, experiencias, deseos, necesidades, sensaciones, intuiciones, experiencias inconscientes, y aún aquellos indicadores del funcionamiento de nuestro cuerpo, como el ritmo cardíaco y respiratorio. Estos y otros elementos son parte del exquisito sistema de retroalimentación que podemos llamar nuestra vida interna. Nuestra vida interna es la parte mas importante de nuestra conciencia. Y nuestra consciencia es quien somos nosotros nuestro verdadero si mismo."

  • El concepto del Niño-adulto y del Adulto-niño


  • El rasgo mas distintivo de una familia generadora de adicción según Washton y Boundy (21) , es que deja sin satisfacer las necesidades de dependencia de sus hijos. Estas necesidades normales en la niñez no se ven satisfechas debido a que los padres no pueden hacerse cargo de ellos por distintos motivos (enfermedad física, mental, adicciones, ausencia física). En esta situación, los niños se ven obligados a depender y cuidar de sí mismos, hacerse cargo muchas veces de sus hermanos, cuando no de sus padres. De esta manera se genera un personaje niño-adulto, prematuramente enfrentado con responsabilidades que superan sus posibilidades emocionales.

    Este Niño-adulto recurre a algunos mecanismos que son los que luego definen el perfil codependiente: negación (de sus propias necesidades emocionales) omnipotencia, perfeccionismo, control, etc. Cuando este niño llega a la vida adulta, nos encontramos con el Adulto-niño que ha desarrollado una cantidad de recursos para hacerse cargo, satisfacer las necesidades, y/o controlar la vida de los otros, mientras permanece enajenado de sí mismo.

  • La familia del codependiente


  • Normalmente los seres humanos crecemos en el seno de una familia dicen Washton y Boundy (21) y en el caso de las personalidades adictivas, las vemos desarrollarse en lo que conocemos como "familias disfuncionales". .una simple observación nos permitirá reconocer a estas familias disfuncionales como la norma (es muy probable que casi todos nosotros hayamos crecido en el seno de una familia con problemas emocionales). Estas familias se caracterizan fundamentalmente por carecer de capacidad para brindar los recursos necesarios para enfrentar las crisis, las dificultades y los procesos de la vida. Algunas veces uno de los miembros del grupo familiar es un adicto, o bien se trata simplemente de personas con serios trastornos emocionales o problemas orgánicos crónicos. Otras veces los personajes paternos simplemente están ausentes. Por todos estos diferentes motivos estas figuras no consiguen aportar el apoyo emocional necesario para el desarrollo del niño y no le provéen de modelos sanamente adaptativos.

    Charles Whitfield (24) agrega que aprendemos a ser codependientes de otros que nos rodean. En este sentido, ésta no es solamente una adicción sino -según el autor- también una enfermedad adquirida por contagio. Desde el momento en que nacemos, vemos modelos de conducta codependiente que nos son enseñadas por lo que parece un interminable cadena de gente importante para nosotros: padres, maestros, parientes, amigos, héroes y heroinas. La codependencia es además reforzada por los medios, el gobierno, la religión organizada y las profesiones relacionadas con el cuidado de la salud.

  • Síntomas nucleares o primarios de la Codependencia Según Pía Mellody (16):


  • 1 - Dificultad para experimentar niveles apropiados de autoestima.
    2 - Dificultad para establecer límites funcionales con las demás personas; es decir para protegerse a sí mismos.
    3 - Dificultad para asumir adecuadamente la propia realidad; es decir para identificar quién se es, y cómo compartir adecuadametne con los demás.
    4 - Dificultad para afrontar de un modo interdependiente las propias necesidades y deseos como adulto; es decir para cuidar de sí mismo.
    5 - Dificultad para experimentar la propia realidad con moderación, es decir para ser apropiado con la edad y las diversas circunstancias.

    Síntomas secundarios: (surgen del problema nuclear que es la deteriorada relación que mantienen con ellos mismos) a) control negativo; b) rencor ; c) espiritualidad deteriorada; d) adiciones o enfermedad mental o física y e) dificultad con la intimidad.

  • Algunas características de la Codependencia Según Charles Whitfield (22):


  • . Mis sentimientos acerca de quién soy yo, se sostienen si soy como tú quieres que sea y recibiendo tu aprobación.
    . Tus problemas afectan mi serenidad. Yo concentro mi atención en resolver tus problemas o aliviar tu dolor.
    . Yo concentro mi atención en darte el gusto, protegerte o manipularte para que hagas las cosas "a mi manera'.
    . Yo elevo mi autoestima resolviendo tus problemas y aliviando tu dolor.
    . Yo dejo de lado mis hobbies e intereses. Paso mi tiempo compartiendo tus intereses y tus hobbies.
    . Porque siento que eres un reflejo de mí mismo, mis deseos indican cómo debes vestirte y cómo ha de ser tu imagen personal.
    . Mis deseos dictan también tu conducta.
    . No soy consciente de cómo me siento. Soy consciente de como tú te sientes.
    . No soy consciente de lo que quiero. Yo pregunto qué es lo que tu quieres.
    . Yo no soy consciente de algo; asumo que las cosas son de cierta manera (no verifico, no pregunto).
    . Los sueños que tengo sobre mi futuro están relacionados contigo.
    . El miedo que tengo a tu enojo y tu rechazo determina que es lo que hago o digo.
    . En nuestra relación utilizo el "dar" como una manera de sentirme segura/o.
    . Como me involucro tan exclusivamente contigo, mi círculo social se achica.
    . Para conectarme contigo pongo mis valores de lado.
    . Valoro tu opinión y la manera en que haces las cosas, mas que mi propio modo.
    . La cualidad de mi vida, depende de la cualidad de la tuya.